Mis vecinos los partisanim

Era mi primera asignatura  en el Centro de Documentación del Holocausto de la Florida; tenía que transcribir el testimonio de una sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial. Me coloqué los audífonos como me indicaron, me senté frente al teclado de la computadora dispuesta a trabajar. [continuar]

La cervecería en Lida

Año 2005, es verano. La frontera entre Lituania y Bielorrusia está enérgicamente resguardada. El autobús que nos lleva avanza lento en una fila interminable de autos y  camiones. Uno a uno es inspeccionado en la garita del lado Bielorruso. Un oficial finalmente nos atiende y sube al autobús. [continuar]

La cervecería familiar plasmada al oleo

Las fotografías antiguas que Szura guardaba de la infancia de su marido atestiguaban que la cervecería Pupko había sido magnificente.  Una nota de gracia y un regalo del azar en la red del internet, una tecla que abre un panorama en la pantalla reluciente y de pronto aparece un cuadro pintado al oleo con el fondo del edificio de ladrillo, la torre labrada con la fecha de su fundación y una carreta en el frente… [continuar]

Nueva York: El tren en movimiento, el bosque y la resistencia

Abrí una puerta y un viento suave me invito a viajar, a viajar por la historia, a hacer nuevos amigos, a recordar un tiempo que había existido para otros, a convertirme en un espíritu del pasado que atravesaba la inmensidad del espacio entre fantasmas del pasado. Comencé a conocer a varios sobrevivientes del holocausto, que durante años habían sido héroes silenciosos en un mundo sin tregua y supe que se planeaba una superproducción cinematográfica que abordaba el tema de lucha de resistencia judía en los bosques de Bielorrusia durante la Segunda Guerra Mundial. [continuar]

Regreso a la puszcza

Tamara Vershitskaya la directora del museo de Novogrudok nos recibió en su oficina. Habíamos acordado de antemano que nos llevaría hasta el sitio exacto donde los hermanos Bielski habían construido su campamento de partisanim dentro del bosque más denso del área aledaña. Para el año 1943 el grupo de resistencia judío que luchaba en contra de los nazis se había refugiado organizadamente en lo que se conocía como la puszcza. [continuar]

El cuento de los dientes de oro

El camión llego a Niemencine. El pueblo consistía prácticamente en una calle que iba hacia Svenciony y otra trasversal que se dirigía hacia la iglesia. Bajamos del autobús justo enfrente de una edificación blanca, la entrada estaba marcada por unos cuantos escalones y la puerta con ventanas de vidrio llevaba un dibujo de un matraz. Era la farmacia de Shmuel Berenstein y aledaña a ella estaba su casa. La misma a la que había llegado Szifra a la edad de 12 años. [continuar]

Un lector desconocido

Escribo y no sé para quien, no sé quiénes serán mis lectores. Uno se vuelca en lo que escribe, se lanza al abismo de lo inesperado, a la incertidumbre. La vida de Szura es sin lugar a dudas interesante, apasionante. Pero… ¿sabré expresarme bien? ¿Podré transmitir sentimientos, descripciones, entusiasmo y miedo, en fin su vida en una forma amena y profunda a la vez? Termino los primeros capítulos de lo que espero algún día sea un libro. Lento, trabajo lento. [continuar]